Páginas

28.1.16

·



Mary Ellen Bartley



Y contra la muerte ser las ternuras, las más humildes
las más orgullosas, ser la fidelidad de un pájaro a
su otro pájaro, ser la gallina y los pollitos, la sonrisa
de mi madre como el sol salvando a la tierra.

La llegada a la escritura, Hélène Cixous




calmar
el gesto
obtuso
de doler
donde
una
muesca
un pétalo



21.1.16

·



José Antonio Suárez Londoño



ahí donde se forma un nudo con regularidad variable
en los momentos en los que debo decir 'mi madre'.

Selva Negra, Valérie Mréjen




pero
una
vibración
como
una
coordenada
en la que
agrietas
y es
reposo



16.1.16

·



Lorenza Ceruti



Que tu memoria sea mi casa

El libro de la hospitalidad, Edmond Jabès




ucronía
pellizca
los fragm
en tos de
una voz
barrida
por las
nubes
arreciando

·

re
conocer
es tan
extraño
abrir
como
alas
transparencia

·

mecida
y río
¿es
posible?
a caudal
bajo
la lengua
con la
pupa
blanda
de insistir

·

confiar
en el
sentido
criatura
que 
a cuclilla
y llanto
da
hacer
memoria



14.1.16

·



Rudolf Bonvie



Mi madre me dijo que tendría miles de mañanas para despertar y pensar
en todo esto cuando ya no hubiera nadie para decirme cómo sentirme. He tenido
ya varios miles. Lo que sé es que tendrás una oportunidad mejor en la vida
–de sobrevivirla– si toleras bien la pérdida; si te las arreglas para no ser
un cínico en todo aquello que ella implica; si te supeditas, como sugirió Ruskin,
al mantenimiento de las proporciones, a enlazar las cosas desiguales en un todo
capaz de preservar lo bueno, aun cuando haya que admitir que lo bueno no es
a menudo fácil de encontrar. Lo intentamos, como mi hermana dijo.
Lo intentamos. Todos nosotros. Lo intentamos.

Canadá, Richard Ford


10.1.16

·



Lieko Shiga



La luciérnaga,
su brillo
es frío en la mano

Masaoka Shiki



tan en
emergencia
hacia lo
efímero
cuidando
el entresijo
percepción
en chispa
y luego
oscuro
y luego
en chispa
y luego
en nada
nada
restituye