Páginas

16.10.15

·



Mary Ellen Bartley




el recuerdo turbio de la muerte precisa, la muerte con nombre y apellidos, la muerte real,
no como la muerte escrita de algunos libros, no la muerte idealizada que se asume como
un fenómeno, sino la muerte inacabada, la muerte que duele, la muerte de los otros a los que
queremos tanto, la muerte muerte, el acabarse la compañía y la presencia, el acabarse todo
de los otros en nosotros, el apagarse la voz y el cuerpo, el imposible abrazo, el imposible
crecimiento y la imposible ocurrencia de las promesas de un futuro compartido, la muerte añeja
que vuelve a nosotros cada tanto tiempo como una añoranza y un lloro, como un dolor que
no se desaparece nunca porque tiene su ancla, su espina inolvidable, clavada en la nada

Anatomía de la memoria, Eduardo Ruiz Sosa





memoria, tropieza
todas las preguntas
aire




No hay comentarios: