Páginas

30.1.15

itinerario paul klee



Paul Klee se encoge, escucha la nieve antes de pintarla. Su compañera,
la pianista Lily Stumpf, converge hacia los ecos que el sol, lentamente, deshace.
Cuidan el sonido, aman el rastro, viven el instante que Paul Klee jugará
sobre la tela. Pintura reverbera lo tan efímero en regazos del silencio.

Orquestado por Tobías Campos Fernández, un pequeño homenaje
al artista y niño que fue Paul Klee se acurruca en el primero
de los cuadernos 'Diálogos con la ciencia y el arte'.
Pinchando en la imagen, nuestro itinerario de huellas:





1 comentario:

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

Me pierdo en esta tarde de bendita niebla, en ese itinerario de irremplazables huellas. Hermosa simbiosis la de ellos, Paul y Lily; pero hermosa sobre todo, la vuestra.