Páginas

28.8.14

·



Trent Parke



Todos los días suceden en el mundo cosas que no se explican
por las leyes que conocemos de las cosas. Todos los días, habladas
durante un momento, se olvidan, y el mismo misterio que las ha traído se las lleva,
convirtiéndose el secreto en olvido. Tal es la ley de lo que tiene que ser olvidado
porque no puede ser explicado. A la luz del sol, continúa siendo normal
el mundo visible. El ajeno nos acecha desde la sombra.

Libro del desasosiego, Fernando Pessoa



19.8.14

·



Masao Yamamoto




Discontinuidad irremediable del saber de oído, imagen fiel del vivir mismo,
del propio pensamiento, de la discontinua atención, de lo inconcluso de todo sentir
y apercibirse, y aun más de toda acción. Y del tiempo mismo que transcurre a saltos,
dejando huecos de atemporalidad en oleadas que se extinguen, en instantes como centellas
de un incendio lejano.Y de lo que llega falta lo que iba a llegar, y de eso que llegó,
lo que sin poderlo evitar se pierde. Y lo que apenas entrevisto o presentido
va a esconderse sin que se sepa dónde, ni si alguna vez volverá; ese surco
apenas abierto en el aire, ese temblor de algunas hojas, la flecha inapercibida
que deja, sin embargo, la huella de su verdad en la herida que se abre,
la sombra del animal que huye, ciervo quizá también él herido,
la llaga que de todo ello queda en el claro del bosque. Y el silencio.

Claros del bosque, María Zambrano



16.8.14

·



Victor Schrager



Si no cuento cuál es el secreto de la vida es porque aún no lo he aprendido.
Pero un día seré yo el secreto de la vida. Cada uno de nosotros
es el secreto de la vida y uno es otro y el otro es uno.
No debo olvidar la modestia franciscana de la dulzura de un pájaro.
Decid cosas maravillosas, ah, vosotros que queréis escribir la vida
por más larga y corta que sea. Es una maldita profesión que no da descanso. 

Un soplo de vida, Clarice Lispector